Tratamiento de la Depresión

El ambiente que rodea a una persona que sufre depresión es fundamental para lograr su recuperación. La comprensión y el cariño de los familiares y allegados es importante, como lo es la paciencia, puesto que la falta de ganas y motivación de los enfermos puede provocar la desesperación de su entorno. Sugerir y no ordenar actividades, proponer y no imponer conversaciones son apoyos básicos a la terapia propuesta por los profesionales.

El tratamiento adecuado para la depresión es la psicoterapia pero a veces, dependiendo del problema y de la gravedad de los síntomas, es necesario combinarlo con un tratamiento farmacológico.

La terapia Cognitivo Conductual

Los modelos cognitivos consideran al hombre como un sistema que procesa información del medio antes de emitir una respuesta. El hombre clasifica, evalúa y asigna significados a los estímulos en función de su conjunto de experiencias provenientes de la interacción con el medio y de sus creencias, suposiciones, actitudes, visiones del mundo y autovaloraciones.

Para A.T. Beck, la persona depresiva ha tenido a lo largo de su historia un conjunto de experiencias negativas que se han fijado como esquemas cognitivos, que pueden estar temporalmente inactivos y activarse ante determinadas situaciones vitales. El depresivo interpreta los acontecimientos ajustándose a un esquema previo, formado al hilo de las primeras experiencias, que se activa con facilidad y dirige la información presente, acomodándola y moldeándola según su peculiar modo de construcción e interpretación. Según Beck, estos esquemas cognitivos se han desarrollado desde la infancia y la adolescencia, a partir de las interacciones con el entorno, las opiniones de los demás sobre él y el modelo paterno/materno al que ha estado expuesto.

A raíz de estos esquemas, la persona desarrolla la triada cognitiva depresiva, viéndose a si mismo, al entorno y al futuro de manera negativa. Esto lleva al depresivo a cometer distorsiones cognitivas a la hora de interpretar los acontecimientos que le suceden.

Los objetivos a conseguir durante la terapia cognitivo conductual es ayudar al paciente a conocerse mejor y a modificar sus formas de pensar, sentir y actuar.

Se usarán técnicas cognitivas y conductuales. En las primeras fases del tratamiento se suelen emplear técnicas conductuales a fin de acercarse al nivel de funcionamiento que tenía el paciente antes de la depresión. Conseguido esto se van utilizando un mayor número de técnicas cognitivas que requieren un razonamiento abstracto y que van a servir como acceso a la organización cognitiva del paciente, para buscar distorsiones cognitivas base en los pensamientos negativos y automáticos.

La intervención irá completada de otro tipo de técnicas para aliviar los síntomas afectivos.

Desde la perspectiva psicoterapeútica la Terapia Cognitivo Conductual es el tratamiento psicológico más eficaz para el tratamiento de la depresión. Se trata de una terapia breve que actúa desmontando los mecanismos que mantienen la depresiónm y dotan a la persona de las adecuadas herramientas para hacerle frente.

Tratamientos farmacológicos.

Hay varios tipos de fármacos antidepresivos utilizados para tratar los trastornos depresivos. Estos incluyen los “inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina” (ISRS) que son medicamentos nuevos, los tricíclicos y los “inhibidores de la monoaminoxidasa” (IMAO).

Por lo general, el efecto terapéutico completo de los medicamentos antidepresivos no se observa inmediatamente. Hay que tomarlo en dosis adecuadas por 3 ó 4 semanas, y en algunos casos lleva hasta 8 semanas, para que se produzca el efecto completo. Sin embargo a veces se empiezan a ver mejorías en las primeras semanas.

Como sucede con cualquier tipo de medicamento recetado por periodos prolongados, los antidepresivos deben ser supervisados cuidadosamente por el médico para determinar si se están dando en una dosis correcta.

Terapia Depresión Madrid